Dar forma a un futuro sostenible comienza con el estado de TI

Por Nicolás Pantuliano, CTO Kyndryl Argentina y Uruguay.

En la economía digital actual, la tecnología está habilitando y transformando todas las industrias. De hecho, las operaciones de TI actúan como el corazón y los pulmones de cualquier organización moderna, ya que permiten la entrega de productos y servicios, la gestión de datos e información, y la comunicación y colaboración entre equipos y clientes. Y si bien, las operaciones de TI son una fuente de eficiencia y productividad, también son un consumidor clave de recursos, lo que los convierte en un punto focal natural para la innovación en sostenibilidad.

Dado su impacto directo e indirecto en los factores de sostenibilidad, las empresas deben adoptar una mirada sostenible a sus operaciones de TI para determinar la mejor manera de apoyar colectivamente la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Ya 140 países han anunciado o están considerando objetivos Net Zero, que cubren cerca del 90% de las emisiones globales.

Como el mayor proveedor de servicios de infraestructura de TI del mundo, con presencia en más de 60 países, reconocemos el impacto que tienen los sistemas de TI en el medio ambiente y nuestra responsabilidad de minimizar nuestra huella de gases de efecto invernadero y promover prácticas sostenibles. También reconocemos que nuestra capacidad para ofrecer las mejores prácticas, servicios y productos sostenibles es una ventaja competitiva en un momento en el que nuestros clientes y socios más importantes se centran en construir sus propias estrategias de sostenibilidad.

Por ejemplo, reducir la huella de carbono de los centros de datos puede disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero y mitigar el cambio climático. Mejorar la diversidad y la inclusión del personal de TI puede mejorar la equidad social y la innovación. La implementación de políticas y prácticas de TI éticas y transparentes puede fortalecer la gobernanza y la rendición de cuentas.

Hay mucho que se puede hacer para impulsar operaciones de TI sostenibles, desde centros de datos energéticamente eficientes, desarrollo de software que reduzca el consumo de energía hasta aprovechar big data para reducir las emisiones de carbono. Las empresas pueden comenzar por comprender mejor su estado de TI e implementar mejores prácticas.

Estas son algunas de las ideas en las que estamos trabajando con nuestros clientes en muchos sectores:

· Establecer una estrategia de sostenibilidad clara: Desarrolle una estrategia de sostenibilidad que defina las prioridades sociales y ambientales de su organización y cómo las alineará con sus operaciones de TI.

· Identificar productos y servicios sostenibles: Identifique alternativas sostenibles a sus productos y servicios, cuando sea posible. Esto podría incluir el cambio a fuentes de energía renovables, la reducción de residuos mediante la reutilización de materiales o el reciclaje de hardware al final de su vida útil.

· Involucrar a proveedores y socios: interactúe con sus proveedores y socios para fomentar prácticas más sostenibles en toda su cadena de suministro. Esto implica establecer objetivos de sostenibilidad y trabajar juntos para alcanzarlos.

· Medir y monitorear el progreso: configure un sistema de seguimiento interno para informar sobre su desempeño en materia de sostenibilidad a lo largo del tiempo. Esto ayudará a identificar áreas de mejora y garantizará que se mantenga en el camino correcto para alcanzar sus objetivos de sostenibilidad.

· Innovar y adoptar nuevas tecnologías: adopte nuevas tecnologías e innovación para encontrar nuevas formas de hacer que sus operaciones sean más sostenibles. Por ejemplo, Kyndryl Bridge, la primera plataforma de servicios de tecnología de integración abierta de la industria ayudará a los clientes a comprender la huella de carbono de su infraestructura de TI y medir y mejorar de manera proactiva su eficiencia energética para cumplir con los requisitos Net Zero.

Todos nosotros, como líderes de TI, tenemos el compromiso de demostrar que podemos centrarnos en iniciativas de sostenibilidad medibles y, al mismo tiempo, mantener el ritmo del mercado con la innovación.