Epson mejora el mercado textil de sublimación

Esta vez, la firma sublimó las telas, piezas y retratos que forman parte de la escenografía de la obra de teatro “Yiya”, en Argentina.

Tras la exitosa experiencia en 2015, sublimando telas para vestir a Natalia Cociuffo en el rol de la histórica Oda Mae Brown, en el musical ‘Ghost’, Epson vuelve este año a subirse al escenario en la obra teatral “Yiya, el Musical”, una parodia de humor negro a Yiya Murano, la controvertida ‘envenenadora de Monserrat’. La firma se encargó de sublimar las telas, piezas y retratos que forman parte de la escenografía, gracias a su línea de impresoras F.

“La tecnología de sublimación ha demostrado poseer una versatilidad funcional única, reflejada en la variedad de mercados e industrias en la que se utiliza: cartelería, diseño de indumentaria, fotografía, diseño industrial y hasta artes escénicas. Siempre con el respaldo y la calidad que otorga una compañía líder mundial como es Epson”, comenta el Ing. Sergio Civile, Gerente Regional de Negocios de Impresoras de Gran Formato.

En esta iniciativa, marcada en Digital Couture Project en la que la compañía se introdujo en la industria de la moda, trabajando con reconocidos diseñadores y jóvenes emprendedores de toda Latinoamérica en el marco de las últimas dos ediciones del New York Fashion Week (presentando diseños enteramente sublimados), Epson continuó diversificando sus apuestas hacia nuevos mercados, abriéndose puertas en el mundo del teatro y el entretenimiento, presentando a su tecnología de sublimación digital como una solución versátil y eficaz, en costos y calidad, tanto para pequeñas como grandes producciones.

Como explican desde la empresa, sublimar implica que la tinta con la que se crean los diseños se evapore, penetre en los soportes o tejidos y se fije de manera permanente, obteniendo resultados llenos de color y con detalles en alta definición. Con un control absoluto del proceso de impresión, que asegura fidelidad en los diseños, se obtienen resultados precisos, calidad y durabilidad.