Pymes argentinas: ¿Cómo mejorar el proceso de negocio?

Según SAP, el 51% de ellas pierden al menos dos meses del año en validar planillas de datos.

La carencia de confianza en la información recibida, los silos operativos y la ausencia de sistema de gestión, sumergen a los ejecutivos de las pequeñas y medianas empresas en largos procesos de revisión de información para la toma de decisiones. Como explica SAP en un comunicado, el 54% de los consultados buscará incorporar una solución de negocios en este 2016.

“Consultados por el tiempo que destinan a la revalidación de información, el 51% de los ejecutivos de PYMES expresó que se invierte al menos dos horas diarias, lo que representa algo más de dos meses de trabajo al año”, dijo Leandro Estanga, Director de Canales y Socios de Negocios de SAP Latinoamérica Región Sur. Según este indicador, se asemeje a la proporción de pequeñas y medianas empresas que no cuentan con un sistema de gestión profesional.

“Vemos que las PYMES no hacen una tarea de control, sino de validación previa a la toma de decisiones. Esto lleva a que el negocio no se pueda mover en tiempo real, sin mencionar que demanda un tiempo que podría dedicarse a temas más productivos”, agregó el vocero. A su  vez, el informe señaló que el 46% sólo utilizan hojas de cálculo para la administración del negocio y, junto a la falta de sistematización en la generación de datos y en la elaboración de los informes, se ve un retraso en la gestión y perdidas de la productividad en una PYME.

Por otro lado, desde la firma mencionan que las empresas que utilizan algún otro tipo de sistema, ya sea un ERP ‘enlatado’ o un desarrollo propio, también recurren a otras herramientas para validar la información. “Las pymes emplean en promedio cerca de dos herramientas informáticas para gestionar y controlar el funcionamiento del negocio. Esto se debe a que los niveles de conformidad son relativamente bajos. Los ERP enlatados suelen tener dos grandes problemas: son poco flexibles y su costo de adecuación es casi tan oneroso como un cambio de sistema”, agregó Estanga.

Según el vocero, la nueva economía digital no distingue entre una PYME y una empresa con más de 1.000 empleados. Por eso, en la actualidad y, especialmente en Argentina, las compañías de menor envergadura participan sólo del 5% de las exportaciones, cuando en otros mercados esa porción es significativamente mayor. 

Pensando en este año, Estanga dice que “los próximos meses serán clave para muchas pymes: 54% estima cambiar de herramienta”. También, los ejecutivos muestran una clara conciencia sobre el impacto que tiene la tecnología en el desarrollo de la empresa y su competitividad. Por eso, la presentación en Argentina de SAP Business One,sobre la plataforma HANA, permite a las PYMES mejorar la calidad de la información que generan y que deben administrar, facilitando el manejo de los datos en tiempo real e incrementando la competitividad, con una solución robusta.

“Más de 8.700 empresas del segmento son hoy clientes y usuarios de esta solución, lo que representa un buen respaldo para las empresas locales. Hoy las pymes tienen una oportunidad para crecer que deben saber aprovechar”, finalizó el vocero.