SSL, la sigla que marca la seguridad informática

Este protocolo hace inviolable la comunicación y necesita de un certificado que les brinde a los navegantes la tranquilidad de que están visitando una web real y confiable.

Navegar en un sitio seguro es tan importante como cuidar quién recibe nuestros datos personales. Seguramente no somos conscientes a la hora de navegar una página que quienes la administran pueden ver toda nuestra información personal.

SSL (Secure Socket Layer) es un protocolo de seguridad que permite que los datos se transmitan entre el servidor y el usuario web, de manera íntegra y segura. Este protocolo hace inviolable la comunicación y necesita de un certificado que le brinda a los visitantes de una página web la tranquilidad de que se encuentran visitando un lugar real y confiable para poder ingresar datos personales y que éstos no pasen a terceros intervinientes.

Hoy gran parte de las empresas adquieren el servicio de certificación para poder ofrecer a sus clientes la protección que necesitan y, asegurarles que todas las transacciones informáticas hechas a través de su web, están cifradas.

Usando SSL se puede garantizar a los clientes:

  • Autenticación: Garantiza la identidad del servidor en la comunicación.
  • Compatibilidad: Con todos los sistemas utilizados por sus visitas.
  • Confidencialidad: La información transmitida entre el cliente y el servidor es cifrada.
  • Integridad: Garantiza que la información no ha sido alterada.
  • Confiabilidad: Le certifica a su cliente la mayor seguridad.

Se trata de una garantía adquirida a un costo realmente bajo dependiendo de la empresa de alojamiento web, pero que se comercializa desde valores inferiores a $400 por año y en muchos casos tiene instalación gratuita. Una excelente relación costo-beneficio.

Obtener un certificado de SSL es lo más adecuado para cualquier empresa que solicite información del visitante o bien realice ventas. Más aún, desde que Google priorizó en las búsquedas a las páginas que cuentan con esta cobertura para provocar el incremento de sitios que lo implementan. Para contar con un certificado SSL en tu web, deberás contactar a tu proveedor de hosting, que podrá activarlo de forma prácticamente instantánea.

El usuario podrá detectar al navegar una web el “Secure Socket Layer” visualizando un candado en la barra de navegación del explorador utilizado, un ícono que habla por sí mismo de la responsabilidad de una empresa.

Por Federico Young, Director Comercial de NXnet Solutions.