¿Cómo es el perfil del emprendedor Fintech latinoamericano?

Según Finnovista, los emprendedores dedicados a las finanzas y a la tecnología, tienen en claro el interés por mejorar la industria financiera.

Finnovista, la organización que potencia los ecosistemas Fintech en Latinoamérica, Europa y África, se encargó de identificar las características que tiene el emprendedor Fintech latinoamericano, dedicado a las finanzas y a la tecnología.

Fermín Bueno, Managing Partner en Finnovista,  detalla los aspectos que hacen único a este tipo de emprendedor. “Los Fintech, dedicados a las finanzas y a la tecnología, tenemos claro nuestro interés por mejorar la industria financiera, donde vemos que son las innovaciones tecnológicas las que pueden fortalecer el sector, dando solución a problemas tradicionales a los que antes no se ha sabido llegar”. El vocero deja algunos puntos claves para entender este segmento.

Experiencia y madurez: En comparación con otros emprendedores tecnológicos, el emprendedor Fintech posee una mayor madurez, tanto en términos de edad como de experiencia en la industria y alcance internacional. Al ser un sector altamente regulado y muy tradicional, este tipo de emprendimiento no tiende a atraer a jóvenes recién egresados de su maestría en economía o tecnología, sino a personas por encima de los 30 años con experiencia en el sector y con alta exposición a la tecnología.

Consciente de su contexto: En el caso del emprendedor Fintech latinoamericano, este se caracteriza por la gran conciencia que tiene por el mundo en el que vive, destacando su permanente búsqueda de soluciones para problemas reales de su región como puede ser la gran tasa de exclusión financiera, que por ejemplo no experimentan en Estados Unidos o Europa.

“Cada vez son más los proyectos Fintech que surgen para promover nuevos servicios digitales orientados a pequeños negocios o a personas con ingresos muy bajos. Estos emprendedores luchan por lograr la inclusión financiera en su región y ven en la tecnología su aliado para el desarrollo económico del país, y por supuesto haciéndolo de manera rentable y escalable”, agrega Bueno, que además explica el panorama actual del sector financiero en América Latina:

Oportunidades y desafíos: Si bien en los últimos tres años hubo una evolución en el sector financiero en América Latina, este es un sector que en comparación con otros países está atrasado en la aplicación de tecnologías innovadoras, entonces aún queda mucho por hacer y es aquí donde las startups Fintech tienen grandes oportunidades ofreciendo nuevos modelos de negocio basados en soluciones tecnológicas innovadoras que no proporcionan los servicios financieros tradicionales.

“Uno de los grandes retos que enfrenta este ecosistema es la regulación, ya que no existe un marco legal amigable que fomente la creación de este tipo de empresas. Si bien es cierto que los vacíos legales han permitido el nacimiento de muchas empresas, las leyes obsoletas más allá de permitir el crecimiento, dificultan y suponen incluso la desaparición de muchos proyectos que con una legislación clara podrían dar el salto internacional”, explican desde Finnovista.

Desde el 2013, Finnovista impulsa la transformación de los servicios financieros a nivel global, a través de la conexión entre entidades financieras y el emprendimiento, en la búsqueda del desarrollo de nuevas ideas que ayuden a transformar el sector y a mejorar con ello el crecimiento económico de toda la sociedad. Tras esto, han lanzado una competencia para startups de primer nivel, denominada FINNOSUMMIT Challenge que busca los proyectos Fintech más innovadores de Sudamérica.